Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

¡Hipnoterapeuta cura el cáncer y gana el Premio Nobel!

Durante tantos años dedicados a mejorar la calidad de vida de las personas utilizando la hipnosis, he recibido muchos pacientes derivados de psicólogos y psiquiatras y también a estos mismos profesionales médicos para apoyarlos en superar inseguridades, bloqueos o comportamientos inadecuados. Muchos clientes se acercan después de haber estado en largos tratamientos con psicólogos con pobres o ningún resultado. Sin duda, la mayoría de los consultantes de estos especialistas han obtenido buenos resultados y por ello no llegan a mi consulta.

Hay también personas que llegan desilusionadas de los tratamientos con hipnosis que les han hecho su médico o su psicólogo. Al conversar un poco, se aprecia el pobre conocimiento que tienen algunos médicos de la hipnosis. Su formación médica puede ser excelente, pero deberían reconocer que no tienen por qué ser expertos en hipnosis necesariamente y deberían saber derivar oportunamente a un profesional de la hipnosis para hacer hipnosis.



Mucha gente se presenta diciendo: ”esto es mi último intento por superar…” Este último intento siempre resulta, porque va dirigido a donde se generan o se “anidan” los miedos, las inseguridades, los bloqueos, la mala autoimagen, los hábitos ineficaces…, es decir, va dirigido al subconsciente.

Creo que hay que ser lo más honesto posible. La mayoría de los problemas se alivian rápidamente con hipnoterapia. Es posible orientar y guiar al cliente a cambiar los comportamientos y las asociaciones que le han traído una pobre calidad de vida. Y es el subconsciente o como quiera llamar a la parte más profunda de la mente, lo que siempre domina la vida de las personas. No es la consciencia, que solamente es capaz de atender unos pocos procesos a la vez. Pero tampoco la hipnosis es una panacea que lo cura todo.

Hay situaciones en que deben ser dejadas al especialista de la salud correspondiente y el profesional honesto debe indicar claramente esto a su cliente e incluso saber decirle que no podrá hacer mucho por él. Es vergonzoso y un factor de desprestigio a la hipnosis leer o escuchar que tal o cual “hipnoterapeuta” cura el cáncer o el Sida mediante hipnosis. De ser así, sin duda estos personajes ya tendrían el Premio Nobel de Medicina, por lo menos. Lamentablemente, el título de este artículo no corresponde a una noticia verdadera, sino que solamente es una llamada de atención a lo que estamos enseñando.

No puede un profesional de la hipnosis hacerse cargo de situaciones psiquiátricas como la esquizofrenia, por ejemplo, sin estar debidamente calificado para ello. Lo que corresponde es indicar al consultante que debe seguir su tratamiento con el médico.

No obstante, en todas estas situaciones límites, la hipnosis puede ser un excelente complemento para ayudar a mejorar la calidad de vida, para desarrollar rápidamente las habilidades y conductas que le permitan a la persona cumplir con tratamientos e indicaciones médicas, para seguir sin problemas y tensiones algún régimen y otros cambios que sean favorables para su salud. Es decir, como una técnica terapéutica coayudante.

Un peligro en la hipnosis es que el hipnoterapeuta, que no tenga la debida formación, se entusiasme en demasía con el sistema, creyendo que posee un poder casi ilimitado y sentirse capaz de intervenir en los tratamientos de sus clientes que necesitan supervisión médica directa.

La hipnosis es una valiosa ayuda curando o aliviando una variedad de dolencias físicas y emocionales. Sin embargo, el tratamiento de cualquier problema médico, debe dirigirse por el especialista apropiado.

La hipnosis orientada al desarrollo personal y al mejoramiento de la personalidad da excelentes resultados en todo tipo de personas, de cualquier edad. Es también espectacular para mejorar las capacidades naturales con las que todos nacemos. Por ejemplo: capacidad para aprender de todo a gran velocidad y en forma agradable; capacidad para relacionarse con todo tipo de personas en cualquier lugar y circunstancia; capacidad para enfrentar toda situación problemática y resolverla con éxito.

La mayoría de los practicantes de la hipnosis han aprendido por libros, por algún seminario de unas pocas horas o por algún curso gratuito. No es difícil porque hay técnicas de inducción hipnótica sencillas que sirven para situaciones simples y además porque la hipnosis se presenta de manera espontánea casi todos los días en las personas. Pero para ser un verdadero profesional, para tener la ética debida y para saber resolver situaciones más complejas e inesperadas, se requiere una formación adecuada y profesional, que tiene naturalmente su precio. Y también es conveniente contar con la certificación de una Institución acreditada a la cual se pueda consultar en caso de cualquier duda.

Sergio Valdivia

¡Aquí hay un ofrecimiento único, innovador y exclusivo! 

¡Usted es una persona única en el universo!

Miles de personas de Hispanoamérica, han mejorado su calidad de vida rápidamente ¡Ahora es su turno!

 Es tiempo de darse un espacio para sí mismo, por su bien y el de las personas que le rodean.

Puedo hacerle una atención, única y exclusiva, donde quiera que resida.

Para mayor información aquí.

2 comentarios:

Hernán Mondaca Morales dijo...

¡Exactamente! A traves de la hipnósis se pueden encontrar las causa básicas de una enfermedad y hasta podrían llegar a sanarlas, pero dependiendo de varios factores. No olviden que hay personas que ya tienen un nivel de vibración más elevado y junto a los Seres de Luz pueden curar un cáncer a ciertos individuos, dependiendo de su Plan Divino y de la Voluntad de DIOS.

Portal de hipnosis dijo...

Nuestra institución, asume la hipnosis como una ciencia, para cambiar los condicionamientos y programas inconscientes, que nos crean malos hábitos y por consecuencia, una baja calidad de vida, no es enfocado como un tratamiento que servirá para todo (panacea), por eso aclaramos en este artículo, que para ciertas situaciones específicas, no funciona.

Por tal razón, la primera sesión de nuestra hipnoterapia, consiste en una evaluación.

Saludos Cordiales

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!