Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Mecanismos fisiológicos de la Hipnosis

La hipnosis se ha practicado durante siglos bajo distintos nombres; sin embargo, se desconocía cómo se producía el estado de trance. En general, se creía que el hipnotizador tenía un poder especial. Actualmente sabemos que es el propio paciente el que provoca los cambios con la guía del profesional. Dichas transformaciones se ocasionan desde el interior más que desde el exterior. En la última década, los psiquiatras han descifrado el enigma del desencadenamiento del proceso hipnótico en el cerebro y han aparecido tres nuevos conceptos.


Neuropéptidos. Se sabe que este compuesto químico natural es el responsable de funciones tan básicas como el sueño, la tensión, el apetito, el sexo o el placer. Los péptidos son producidos por los sistemas nervioso y endocrino, y se encuentran en la endorfina.

Endorfina. Hormona que se asocia a las sustancias opiáceas producidas por el cerebro. La terapia hipnótica ayuda a liberar esta hormona, que actúa de forma parecida a la morfina y que alivia los problemas de respiración, abatimiento, dolor de muelas y otros trastornos dolorosos.

Hemisferios cerebrales. Este concepto está relacionado con la teoría de la especialización de los hemisferios cerebrales. Se considera que el lado derecho es la fuente de la creatividad y de la imaginación; la visualización, la estimulación sensorial y los sueños son algunas de sus funciones. El izquierdo tiene encomendado el pensamiento lógico y lineal así como la operación de traducir las imágenes del hemisferio derecho en manifestaciones físicas. No obstante, es una teoría discutida. En todo caso, los hemisferios están siempre intercomunicados y sus funciones se complementan.

Conexión hipnótica

El enlace entre las imágenes del hemisferio derecho y la actividad del izquierdo es una estructura tubular llamada cuerpo calloso. En ella se alojan una serie de fibras nerviosas que actúan como mensajeros entre el lado derecho y el izquierdo. Los mensajes son autosugestiones o heterosugestiones que viajan desde la imagen visualizada en el lado derecho del cerebro al lado izquierdo para ser actualizados.


Se ha descubierto que las neuronas del sistema nervioso son las transmisoras de los mensajes del cerebro al cuerpo. Todo está bajo control, desde los latidos del corazón y la actividad motriz hasta la percepción sensorial o la respuesta emocional. Los pensamientos y las emociones son trasmitidos a un área especial del cerebro encargada de clasificarlos.

La corteza cerebral es el analista del cerebro y actúa como centro de recepción de la información que envía el sistema nervioso. Billones de nervios interconectados intervienen en las pautas de conducta individuales. La corteza controla todos estos nervios y recibe pensamientos en forma de sugestiones de la vista, el oído o cualquier combinación de los sentidos. La corteza responde a las percepciones sensoriales ordenando la actividad corporal, que a veces es perjudicial y otras beneficiosa, según la actitud o el grado de tensión emocional que vaya asociada a la sensación. Cuando la tensión nerviosa o las emociones desordenadas se asocian al pensamiento enviado a la corteza, interfieren en el funcionamiento correcto de esa parte del cerebro.

Hipnosis y sueño

La hipnosis no es lo mismo que sueño. Mientras dormimos, la mente consciente permanece inactiva, y tanto ésta como la mente inconsciente son inaccesibles a la sugestión externa. La hipnosis es más bien una suspensión: el cuerpo duerme mientras que la mente permanece totalmente consciente y receptiva. Una sensación de profunda relajación se extiende por cada nervio y cada músculo del cuerpo. Este agradable estado se combina con un sentimiento de beatitud.

El trance hipnótico es una prolongación provocada de una experiencia natural. Parte del tiempo permanecemos despiertos o estamos en trances de distinto grado. Todos caemos en un estado alterado de consciencia al menos dos veces al día: justo antes de despertarnos por la mañana y justo antes de quedarnos dormidos por la noche. En esos momentos, nuestros sentidos se desentienden de la influencia exterior. A veces, también se entra en estado hipnótico cuando se reflexiona y el pensamiento se concentra intensamente. La diferencia entre la hipnosis accidental y la programada está en el resultado. Y también en la intencionalidad característica de la segunda, en la que no permites que entre nada ajeno en el espacio curativo y creativo. La hipnosis accidental no da resultados, mientras que durante la hipnosis provocada se producen mejoras notables.

Cuando exploras el mundo interior de la mente y sus vínculos con el cuerpo, empiezas a descubrir y a sentir la belleza de su interior, y aprendes a alcanzar las maravillas del mundo que te rodea.

Las grabaciones de auto hipnosis producidas por Editorial Círculo Aleph se pueden escuchar al irse a dormir. Se entra en la auto hipnosis fácilmente y luego, se reciben las instrucciones de terminar la sesión. A continuación, se entrega a la mente la decisión de despertar completamente para reanudar actividades o bien continuar con el sueño normal. En este caso, se dormirá muy bien pues el inconsciente quedará con mensajes positivos.

Su comentario, preguntas u opinones son muy bien recibidos.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, el otro día estuve viendo la tele, y había una chica que tenía preguntas cuya respuestas no conocía, en parte como todo el mundo. La hipnotizaron y encontró sus respuestas. Bien, Yo soy muy escéptico con esto, es decir, cómo sabe ella que ante la presión del hipnotizador, no inventó las respuestas, cómo sabe que esas respuestas eran las correctas y no las creo ella.
Yo tengo preguntas que me hecho durante toda la vida, y que al menos que yo sepa las respuestas no están a mi alcance como el caso de ella, si me hipnotizan ¿yo puedo llegar a ellas?. Si es así, cuando una persona está hipnotizada es perfectamente consciente y lo único que está como medio adormilada. Así que, ¿qué garantía tienes de que no te estás inventando las cosas por presión a las preguntas y por el ansia a encontrar una respuesta? ¿O acaso se puede llegar a un estado, en el cual la consciencia se halle totalmente sumida y hable únicamente el inconsciente. ¿Y quién dice que el inconsciente tenga las respuestas correctas y sus respuestas no sean sólo una distorsión de la realidad?. 
Otra cosa que no me acabo de creer, cuando el hipnotizador te dice si lo cree oportuno y necesario, que olvides a la cuenta de 3 todo lo dicho, ¿realmente lo olvidas?
S. González

Sergio Valdivia dijo...

Son muy acertadas tus dudas.

El inconsciente contiene toda la información y mucha de ella no se tiene en el consciente. Por lo que al preguntarle a una persona hipnotizada por algo, es posible que sus respuestas sean acertadas y valederas, por cuanto son extraídas de esa gran reserva mental que es el inconsciente. Incluso, repito, su consciencia puede no haberlas recordado nunca, pero estaban en el fondo de la mente.

Sin embargo, es muy fácil que si el hipnotizador no es un experto, sin querer comience a presionar al sujeto y, efectivamente, comience a dar respuestas debido a que busca satisfacer lo que el hipnotizador le indica. No hay garantía que las respuestas que da una persona o las experiencias que refiera sean las correctas o sean verdaderas. Hay que tomarlas con precaución y deben ser confirmadas por otros medios.

Nunca se pierde la consciencia en hipnosis. La consciencia se puede focalizar profundamente en un solo punto, pero nunca se perderá.

Y efectivamente, no se puede olvidar una sesión de hipnosis. Cuando se da la instrucción a una persona de olvidar la experiencia, sucede así por un tiempo porque está aún bajo hipnosis (el sujeto lo ignora). Mientras dure el efecto de la sugestión post hipnótica, lo olvidará. Pero al poco tiempo, comenzará a recordarlo si se empeña en ello.

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Valdivia:

Me tranquiliza mucho pensar que tengo grandes posibilidades de recuperar muy pronto mi vida normal. Ha sido una bendición encontrar un lugar como este y a una persona con la preparación y experiencia que usted tiene. En cuanto salga de esta situación me gustaría tomar también un curso con ustedes para poder utilizar la hipnosis en beneficio propio y de otras personas si puedo ayudarles. Me gustaría que en cuanto tenga tiempo libre pudiera responder a una duda que tengo: En su página en internet alguien le pregunta si es posible olvidar un suceso desagradable y usted le responde que no, pero que es posible cambiar la sensación que se tiene al recordar dicho suceso. Alguna vez vi a un hipnotista de espectáculos "ordenar" a una persona que olvidara el número 7, que el 7 para ella había dejado de existir, que no lo conocía. Luego la despertó y le preguntó cuántos dedos tenía en las manos y ésta le contestó que 10, así que el hipnotista le invitó a contarlos y como es lógico la cuenta fue 1,2, 3, 4, 5, 6 , 8, 9, 10, 11, ante la sorpresa de la misma persona quien rectificó su cuenta y siempre obtuvo 11. Posteriormente el hipnotista le durmió de nuevo y le dijo que ahora ya recordaría el 7 y todo volvió a la normalidad. Mi pregunta es: ¿Es esto posible o se trata de una actuación para la televisión?

Gina

Sergio Valdivia dijo...

Estimada Gina,

En esas demostraciones de amnesia hay de todo. Muchas veces solo es un espectáculo. En otras ocasiones es hipnosis real. Efectivamente se puede provocar ese olvido, por ejemplo de un número. Pero en realidad no es un olvido, sino que la mente inconsciente queda programada para no poder decir 7. No es que olvide que existe, sino que no puede decirlo. En todo caso, a los pocos minutos estará la persona recordando nuevamente y podrá contar como siempre.

Lo mismo se logra diciéndole a una persona que “olvidará” su nombre. No podrá decirlo, porque la mente queda con la orden de no poder hacerlo. Una vez que termina la sesión, a los pocos minutos ya podrá hacerlo nuevamente.

Nada se puede olvidar.

La solución para los recuerdos desagradables es crear una nueva respuesta en nuestro inconsciente: por ejemplo, serenidad o indiferencia o comprensión o amor, etc.

angel dijo...

Estimado Sr Valdivia:

Qué diferencia hay entre la autohipnosis y la meditación trascendental?

gracias.

Anónimo dijo...

Solo quiero preguntarles algo ¿durante la hipnosis estas completamente consiente con lo que haces o estas mas que consiente, es decir sera que cuando estamos en ese estado tomamos deciciones mejores o deciciones erroneas? quisiera que me expliquen por favor.

Sergio Valdivia dijo...

Angel, la principal diferencia es que la hipnosis es precisamente dirigida a objetivos específicos y la otra diferencia es la rapidez de su efectividad. Es una manera directa que no requiere mayor preparación para implantar ideas positivas por ejemplo, o ir "limpiando" el incosnciente o fortalecer cualdiades y virtudes.

Sergio Valdivia dijo...

En hipnosis se está especialmente atento y consciente. Si nos ponemos en una posición mental adecuada para resolver una situación, bajo una buena dirección de un operador, entonces sin duda se toman decisiones mejores. Toda la mente se concentra en ello, en una postura concentrada y relajada. Se perciben alternativas y opciones que no se obtienen en la actividad consciente habitual. De modo que se tienen más elementos para discernir.

Anónimo dijo...

estimado Sergio me podrias explicar como puedo hacer que otra persona olvide un número... es una de las preguntas que todavia no puedo resolver.

gracias, buen dia

Sergio Valdivia dijo...

Para que una persona "olvide" un número después de una sesión de hipnosis hay que darle la orden con tono de autoridad. Por ejemplo: "no existe el número 7". Se puede reforzar con "no puedes decir 7, no existe el 7".

Inmediatamente que termina la sesión se le pide que cuente, por ejemplo sus dedos, y se saltará el 7. Esto resulta porque en realidad la persona sigue en hipnosis aunque tenga los ojos abiertos y conteste. A los pocos minutos después, podrá volver a decir el número como siempre.

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!