Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Trances informales

Hay trance hipnótico también cuando alguien se dispone a comprar unos cinco productos en el supermercado, y termina trayendo como 30 productos a la casa, "porque en cualquier momento se pueden necesitar". El local del supermercado está preparado para hacer entrar en estado de ensoñación a los clientes. En cambio, si usted va a al pequeño comercio de la esquina, lo más probable es que adquiera exactamente lo que iba a comprar.

Ver televisión relajado y concentrado, es entrar también en trance. Por eso la publicidad es de tan alto valor en televisión, porque siempre la gente comprará mucho más de lo que se invirtió en los mensajes publicitarios.

Lidia corre donde su pequeña hijita que acaba de caerse y hacerse una herida superficial en la rodilla. La niña llora intensamente. Lidia la acoge en sus brazos y le frota suavemente la rodilla diciéndole cariñosamente que el dolor pasará. Como por un encanto, la niña se tranquiliza y a los pocos minutos está corriendo otra vez: ha sido hipnotizada por su madre.

Las sugestiones se introducen en la mente sin que necesariamente se necesite un método formal para lograrlo. Por ejemplo, durante la noche una brisa entra en nuestra habitación y mueve las persianas monótonamente. El ruido nos desvela y comenzamos a imaginar que ya no podemos dormir. Es el ruido regular y monótono es el que nos desvela y cuantos más esfuerzos hagamos por dormir menos lo lograremos.

En ciertos momentos las sensaciones actuales pueden transformarse en alucinaciones parciales, a medida que se van agregando a ideas existentes, tal como puede suceder cuando un ruido no identificado, al tiempo que estamos esperando a una persona importante, nos hace creer que esa persona ya está en la habitación.

Los medios de comunicación, especialmente la televisión, provocan estados hipnóticos. Y esto influye en los juicios y opiniones de las personas. Podemos creer que nos hemos formado una opinión por nuestros propios medios, pero solamente estamos repitiendo cosas e ideas que hemos escuchado previamente o que hemos visto en televisión. Algunas veces sucede que hemos visto en televisión algo que con el tiempo creemos que es cosa nuestra y como tal las pensamos. Esta es la base del éxito de la publicidad. Podemos quedar tan hipnotizados que le otorgamos especial valor a un producto sólo por el hecho de que aparezca mencionado en televisión. Muchos mensajes en revistas contienen la leyenda "como usted lo vio en TV". Este tema de las sugestiones lo continuaremos tratando en la próxima lección.

(Del curso en línea de Hipnosis. 5.3 y 5.4)


Para información sobre Música para emisión de Ondas Alfa, apropiadas para relajación, serenidad, atención y memoria, ver www.circuloaleph.com/editorial/mea.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!