Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

¿Nuevo en la hipnosis?

¿Nuevo en la hipnosis?
El hipnotizador debe ser una persona de la mayor integridad, siempre y en todo momento consciente de sus obligaciones para con sus clientes. Debe hallarse firmemente instruido en el estudio y comprensión de la psicología y sus técnicas; será de comportamiento afable y de actitud empática; con un modo de ser agradable y que inspire confianza, de manera que el conjunto de su personalidad cree el rapport favorable tan esencial al buen éxito de su tarea hipnótica. Debe tener, en primer lugar,  plena confianza en sí mismo y en su eficiencia técnica, desde que para ejercer real influencia es necesario que en su voz se halle el tono de la autoridad más vigorosa, de suerte que pueda controlar firmemente al sujeto.

Aun en el caso de que el lector sea un novicio debe igualmente comportarse de modo de inspirar total confianza en el sujeto, ya que no es probable obtener el éxito profesional si el sujeto se percata del hecho de que su hipnotizador es un novicio en el campo hipnótico. Nadie desea ser el primer sujeto hipnotizado por un principiante, por entusiasta que éste sea. No debe nunca vacilar ni titubear al ejecutar los ejercicios, y si se le formulan preguntas –cosa que sucede invariablemente- dará una respuesta rápida y segura, cualquiera sea la pregunta formulada por el sujeto. Contestar “no sé” es destruir toda la confianza que el sujeto pueda depositar en el experimentador, eliminando así todas las posibilidades que existan de la perfecta comprensión y confianza del sujeto en el hipnotizador y, con ello, la posibilidad de inducir el trance. En el caso hipotético de que no se conozca la respuesta exacta es necesario ofrecer una explicación aceptable, aunque sea de carácter general, de manera que no se produzca una pérdida de prestigio que afectaría definitivamente la conclusión perfecta del acto hipnótico, el trance.

Es, además, de suma importancia recordar permanentemente que se pueden cometer errores, por mucho que haya sido el tiempo empleado en el estudio de la hipnosis y la cantidad de libros sobre el tema que se hayan devorado. Por encima de todas las cosas diré que es la práctica continuada y constante la que crea la destreza y facilidad del hipnotizador profesional. Por tanto, es recomendable en grado sumo que el hipnotizador principiante encuentre y utilice el mayor número posible de sujetos, de forma de llegar a lo más pronto posible a esa etapa de habilidad personal que le permitirá calificarse como un excelente técnico en su campo, el de la heterohipnosis.

Sugiero además que para un novicio resulta siempre conveniente que su primer sujeto sea una persona conocida suya, pero no del grupo de sus amistades más directas. De hecho, es mejor un individuo totalmente desconocido, ya que al ignorar que está tratando con un principiante, responderá con mayor rapidez y celo que los amigos y parientes. Es esta la misma situación del médico recién diplomado, que no consigue de sus familiares y amigos la confianza necesaria pare el buen desempeño e su profesión y ocasionalmente sufre desencantos y contrariedades perfectamente evitables con otros pacientes. El trabajar así, al principio, con gran número de sujetos diversos, hace que el dominio de las técnicas –en las cuales cada nuevo sujeto obliga a introducir pequeñas modificaciones- se torne completo y se desarrolle de este modo su capacidad propia hasta los límites extremos del virtuosismo.

Una vez asegurada su reputación como hipnotizador, el prestigio resultante de esta posición en la sociedad hará que otros se sientan atraídos hacia su persona. En ni experiencia personal como hipnotizador he observado que las personas que llegaban hasta mi consultorio enviadas por clientes anteriores eran invariablemente excelentes sujetos, ya que han sido previamente condicionados –diríamos- por el entusiasmo de mis antiguos clientes, convertidos entonces en ardientes propagandistas, luego de haber sido objeto de mi influencia en el pasado. Estos nuevos sujetos, favorablemente dispuestos hacia mi persona y reputación, caían con gran facilidad bajo el control de mis sugestiones hipnóticas. 


________________________________________

Mi nombre es Sergio Valdivia Correa y desde 1971 me dedico a la enseñanza y práctica profesional de la Hipnosis, ayudando a miles de personas hispanohablantes a mejorar su calidad de vida rápidamente y a capacitar a hipnoterapeutas en mi país y en el extranjero.

Ahora puedo ir a hacerte sesiones de hipnosis a cualquier lugar del mundo, donde quieras, cuando quieras y todas las veces necesarias. Tenemos unas entrevistas previas, definimos las afirmaciones que tu mente interior necesita y ¡a comenzar una nueva vida!

¿Cuánto vale tener una de las personas más expertas del mundo haciéndote a ti, donde quieras y cuando quieras, todas las sesiones que requieras, sesiones completamente personalizadas, exclusivas para ti? Sesiones que haces donde te sientas más cómodo y en el momento que tú elijas, el mejor momento para ti. 

¡Sorpréndete con la respuesta visitando!  http://www.circuloaleph.com/nuevavida.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!