Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Duérmase... ¿profundamente?

Duérmase... ¿profundamente?
Algunos hipnotizadores que, quizá no han profundizado lo suficiente en el tema o no tienen todavía gran experiencia, piensan que se necesita una catalepsia para lograr que las sugestiones permanezcan en forma definitiva en el hipnotizado. Hipnotizadores antiguos a veces opinan que sin catalepsia, las instrucciones quedan sólo temporalmente.

Sin embargo, mi experiencia de más de 30 años, junto con la de mis miles de estudiantes, demuestra que se logran cambios profundos y permanentes sin catalepsia, ¡incluso sin una inducción formal! Más aún, se consiguen cambios profundos y definitivos con sesiones grabadas especialmente para la situación que se quiera cambiar. Con mis grabaciones, miles de personas han cambiado su vida.

Si le dicen que tiene que tener un estado sonambúlico para la hipnosis, sepa que tampoco es necesario.

Joseph Barber es un destacado profesor de la Universidad de Washington quien ha realizado un amplio trabajo sobre el control del dolor. Su opinión al respecto es que en algunos casos solamente puede ser importante llegar a la catalepsia, si estamos trabajando con alterar profundamente un proceso fisiológico. Sin embargo, para reestructurar reacciones cognoscitivas y emocionales no se requiere esos niveles de profundidad. En el caso del dolor, para aliviar la sensación bastará con una catalepsia ligera. Si se quiere hacerlo disminuir sustancial y permanentemente, se necesitará catalepsia profunda.

En resumen, para algunas cosas, la profundidad de la catalepsia puede ser importante. Normalmente se consigue con todas las personas con quienes se va practicando sesiones de hipnosis formales.

Si, en cambio, las sesiones son más bien interactivas, seguramente llegaremos a estados de sonambulismo.

El estado sonambúlico, o aún, estados mucho más ligeros, son suficientes para lograr modificaciones en las conductas y en las respuestas emocionales. Suficiente para combatir miedos, inseguridades, bloqueos, timidez, fobias, etc. No es tan difícil conseguir un estado hipnótico suficientemente profundo para comenzar a mejorar la calidad de vida.

La hipnoterapia no es muy espectacular a la vista del público. Es algo muy diferente a lo que se ven en los espectáculos de TV, de circo o del cine.

Sergio Valdivia

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!