Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Eliminando las fobias

Aquí explicamos brevemente una técnica de Programación Neuro-Lingüística para neutralizar los poderosos sentimientos negativos de miedos y traumas.

Recordemos que una fobia se desarrolla  cuando una persona es sometida a una experiencia que le asusta o que la encuentra en una situación desprotegida. El peligro percibido, real o imaginario, se transforma en una fobia.

Si la situación se repite, la mente aprende y re aprende rápidamente esta manera de reaccionar y defenderse. En consecuencia se establecen circuitos estables que pueden provocar reacciones similares en el futuro, aún cuando hayan transcurrido muchos años.


Este proceso, oculto en su inconsciente, es parte importante de una persona y está allí fijado para protegerla de situaciones peligrosas. El propósito de esta práctica es mejorar la capacidad de su mente de protegerlo, poniendo al día la información conforme a su situación actual y nueva.

1.    Siéntese cómodamente. Con sus ojos cerrados o abiertos, imagínese sentado en medio de un cine. Visualice una instantánea de usted en blanco y negro proyectada en la pantalla.

 
2.    Flote fuera de su cuerpo y diríjase (con su imaginación) hacia la casilla de proyección del cine y mire hacia abajo a su otro ego. Descienda imaginariamente y siéntese en el mejor asiento del cine para contemplar otra vez. Es un asiento frente al escenario de modo que puede contemplar fácilmente toda la pantalla donde se proyecta la acción en blanco y negro. Si esto le hace ponerse nervioso, puede imaginar que está protegido por una cabina de plexiglás (acrílico) a través de la cual puede examinar tranquilamente la escena.


3.    Observe y escuche desde su asiento de observación la escena en blanco y negro, ahora es una película que retrocede en el tiempo y comienza a proyectarse usted mismo, más joven, experimentando una situación difícil,  cuando adquirió la fobia. Preste atención a cada pequeño detalle. Observe que incluso el problema puede haber empezado momentos antes de su desenlace final. Continúe su visión hasta más allá incluso, cuando todo parece volverse a la normalidad.

Usted siempre debe ser un espectador de su propio drama. Si no se siente así y se está involucrando, disminuya el tamaño de la pantalla, o imagine que la película se pone en un tono sepia más granulado. Puede detener la película, rebobinarla si es necesario, pero no se involucre en la imagen misma.


4.    Antes de llegar al fin de la película, congele la última escena, una después del evento que causó la fijación del miedo o de la fobia. Es una escena que incluso pudo haber estado olvidada todos estos años.


5.    Manteniendo la última escena congelada, regrese conscientemente al presente, siéntase en su butaca del cine, perciba que se siente cómodo y bien.  Observe la imagen congelada de su ego más joven. Se sigue sintiendo bien y cómodo mientras la película ha terminado. Esta es una doble disociación. Imagine retroceder la película ahora rápidamente, en un par de segundos. Véala en colores. Vea, oiga y sienta todo en esos dos segundos o menos.


6.    Pruebe si ha modificado el proceso. Intente volver al estado fóbico desde este presente, recordando o visualizando la situación o la película. ¿Qué pasaría si estuviera de nuevo en la misma situación? Sienta e imagine reaccionando de manera distinta y con serenidad y dominio de sí. Usted ahora no necesita esas defensas que ya están obsoletas. ¿Cómo se sentirá cuando suceda una situación parecida?


Si todavía obtiene contestaciones fóbicas, repita los pasos 1 a 5, ahora más rápido cada vez hasta que no quede ningún resto de miedo o de respuestas fóbicas.

Si usted fue traumatizado con una experiencia fóbica, por ese motivo se mantuvo fuera de la situación que le hizo tener esas reacciones inadecuadas.  Manteniéndolo oculto nunca se tiene la oportunidad de enfrentarlo y no se aprende a controlar esos sentimientos.

Realizando este tipo de prácticas, podrá enfrentar situaciones que le han limitado y se sentirá cada vez más cómodo y seguro revivir estas experiencias e irlas modificando para el futuro.

Su calidad de vida mejora notablemente con ejercicios de PNL y conociendo cómo funciona su mente. Es conveniente aprenderlo por expertos y así resultará muy fácil de aplicar.

Preparado por Sergio Valdivia y Soledad González.

Si reside en Chile puede dirigirse para formación en PNL, así como para terapias, al Instituto Internacional Círculo Aleph. (www.circuloaleph.com/pnl)

1 comentarios:

Anónimo dijo...

La encontré muy interesante esta página web. La voy a recomendar

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!