Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Aquí tu nueva vida

Los dentistas nos enseñan hipnosis

Hace unos días recordé mi tratamiento dental que abarcó varios meses en una clínica odontológica de alto nivel. Pasé por procedimientos complicados, casi todos sin uso de anestesia. Lo pude incluso disfrutar gracias a que usé autohipnosis.

Sé que funciona por mi experiencia y por la de mis alumnos.  Incluso hice una grabación de autohipnosis especializada en el tema: Poder Mental Odontológico.

Los dentistas podrían usar a su favor el conocimiento de hipnosis para hacer muy agradable su atención a los pacientes e incluso ahorrar bastante en anestesia. Los clientes saldrían muy contentos dela consulta, dispuestos a volver y a recomendar.


Lo que ellos no saben quizá, es que tienen todas las condiciones y el ambiente para lograr una hipnosis. En realidad, la producen, aunque no dirigida. El procedimiento en el sillón dental es prácticamente el mismo que uso con mis clientes de hipnosis.

Destaquemos estos componentes.

Autoridad


Todo lo que hacen en el consultorio del dentista da un aire de autoridad. El lenguaje especializado, los delantales blancos o verdes, la educación avanzada y otros elementos  crean un aire de autoridad. Y cuando alguien tiene un aire de autoridad o confiamos en esa persona, tendemos a pasar por alto nuestro juicio un tanto y reemplazarlo con el del especialista. En otras palabras, el dentista sabe más acerca de los dientes que yo, así que es probable que escuche lo que tiene que decir. Esto es  un componente importante en hipnosis. Si tiene la confianza en el hipnoterapeuta, usted está  más dispuesto a asimilar sus sugestiones o sugerencias. A mí me pasa fácilmente debido a mis más de 40 años de experiencia como hipnólogo. La consulta u oficina debe reflejar también esa autoridad y conocimiento.

Dar una cantidad de sugerencias en porciones pequeñas


El dentista comienza inmediatamente a dar sugerencias y órdenes. Siéntese aquí, dé vuelta la cabeza para este lado, enjuague la boca, etc.  Si vamos a hipnotizar formalmente a alguien, vamos a darles instrucciones y el sujeto seguirá  esas instrucciones. Empiece poco a poco con cosas como: "Por favor, siéntese aquí ", “piense en algo agradable”, “imagine un paisaje”, “no cruce las piernas”, “deje la mente relajada”, “imagine…” etc. Si la persona ya ha venido varias veces y repetimos la secuencia, podremos conducirla fácilmente a un estado hipnótico.

Inmovilidad


Vamos al dentista y quedamos tranquilos recostados en un sillón, quietos y tranquilos. Esto pasa en una sesión de hipnosis también. Una de las cosas que noto es que mientras más dispuesta a estar inmóvil una persona, más fácil entra en hipnosis.  Así que esa es una de las cosas que podríamos explicar a toda persona a hipnotizar: “siéntese cómodamente, relájese y permanezca serena y tranquila”.

Dar algo para concentrarse


Cuando iba al dentista, había una lámpara brillante y luminosa sobre mis ojos. Me dieron algo en qué concentrarme. Esa lámpara tenía un patrón de agujeros y muy pronto el diseño me dejaba fuera del cuerpo. Incluso, al hacerme autohipnosis lo usé para facilitar el proceso. Y esto es lo que hacemos en la hipnosis.  Le damos al cliente algo para mantenerlo enfocado lo que les ayudará a entrar en ese estado especial, mientras las instrucciones o sugestiones se van al inconsciente.

Crear un entorno inusual


La posición en el sillón y el lugar mismo es una situación inusual que no asociamos a otros acontecimientos.  Ir a la clínica dental me sacó de mi modo de pensar habitual y me puso en una situación diferente. Es lo que hago cuando llevo a alguien a la hipnosis. Mi consulta, mi sillón, la música que pongo, la iluminación y otros elementos, construyen un ambiente especial. Quien entra allí sabe y siente que va a algo diferente, lo que facilita la entrada en hipnosis.

Aprender a hipnotizar es fácil si sigue un curso profesional. La técnica es sencilla y solamente debe tener algunas precauciones sencillas de aprender.

Sergio Valdivia
Hipnoterapeuta
Profesor de Hipnosis Clínica y Profesional

Para conocer más:



Poder Mental Odontológico: Grabaciones de autohipnosis

Hace perder rápidamente el miedo a los tratamientos dentales. Suprime o hace disminuir considerablemente el dolor por intervenciones dentales. Condiciona el ambiente dental con tranquilidad, serenidad y relajación.






Cursos de Hipnosis por Internet: www.portaldehipnosis.com/curlin.htm

Cursos de Hipnosis y Autohipnosis presenciales en Chile: www.portaldehipnosis.com/cursoschile.htm

1 comentarios:

Jenny Bravo Carvajal dijo...

He tenido muy buenos resultados en autohipnosis después de experiencias traumáticas de niña con dentistas.

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!

Nuestro equipo docente es experto en prepararte para tus exámenes. Experiencia desde 1972.