Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Relaciones hipnóticas de la vida diaria

Relaciones hipnóticas de la vida diaria
Las relaciones hipnóticas del niño con sus padres son vitalmente necesarias para el niño. Pero esto no indica que la madre transmite algo a su hijo, pues, al contrario, la capacidad para entrar en estado hipnótico es innata (como la capacidad para hablar,caminar, etc.), debiendo ser desarrollada. La madre ayuda al niño a desarrollar su capacidad para entrar al estado hipnótico.

El destacado psiquiatra Milton H. Erickson ha dicho que el proceso hipnótico es comparable al proceso vital que tiene lugar en el huevo, que es meramente estimulado por el calor de una incubadora.

Del mismo modo, el operador no impone el estado hipnótico a un sujeto adulto, sino solamente le ayuda a desarrollar este proceso en sí mismo, aprovechando para la “inducción” de un estado hipnótico de modalidad “estabilizadora” los condicionamientos y las asociaciones al estado emocional hipnótico originalmente inducido por las caricias y los arrullos maternos. Tales condicionamientos y asociaciones se constituyen por un mecanismo posiblemente comparable al de los “reflejos condicionados” de Pavlov, que Watson ha vinculado a las reacciones emocionales del infante.

Las asociaciones del estado emocional hipnótico con factores interpersonales o impersonales, constituidas en el transcurso de las relaciones hipnóticas del individuo con sus padres, no son invariables. Algunas asociaciones universales persisten durante toda la vida de la personas, mientras que otras se van modificando y adquiriendo características individuales.

La asociación del proceso de desarrollo del estado emocional hipnótico con ciertas actitudes interpersonales, tales como una actitud aceptadora, comprensiva, reconfortante, etc., constituye la base para la inducción del estado hipnótico por los procedimientos directos e indirectos, con la condición fundamental de que el individuo esté emocionalmente dispuesto a aceptar dicha actitud. Esto no significa, sin embargo, que la actitud apropiada será aceptada de un modo automático de cualquier persona, aun si el individuo la necesita.

Las asociaciones interpersonales se refieren a situaciones y factores que originalmente acompañaron las caricias maternas, tales como el estado de relajación muscular, el ambiente tibio, la música suave, etc., y que luego se modificaron y elaboraron de acuerdo con la experiencia de la persona en la vida. La presencia de estos factores en el curso de una inducción hipnótica por procedimiento directo favorece la obtención de un estado emocional hipnótico profundo con mayor rapidez. A la vez, dichos factores impersonales juegan un papel capital en el desarrollo de un estado auto-hipnótico en el individuo emocionalmente dispuesto a lograrlo, por ejemplo, para estabilizar su estado emocional, hecho importante para el mantenimiento de la salud psíquica ante las emociones alteradoras.

Solovey y Milechnin

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!