Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

¿Quiénes son hipnotizables?

En casi 40 años dedicado a la hipnosis profesional he leído  muchas estadísticas relacionadas con el porcentaje de personas que son posibles de hipnotizar y sobre quienes no sería posible lograrlo.




He atendido a miles de personas y he enseñando hipnosis a miles de alumnos. Jamás he encontrado a alguien que no sea hipnotizable si la persona está dispuesta a colaborar. Esto me parece completamente lógico puesto que la hipnosis está presente en la vida cotidiana de todas las personas, es un proceso completamente común y natural. Desde los primeros días de vida somos hipnotizados.

Lo que realmente ocurre es que no todas las personas responden al mismo ritmo y a las mismas técnicas de inducción hipnótica. Si se conoce una buena variedad de métodos, se logrará encontrar el adecuado para cada persona. El otro componente importante es que el sujeto a hipnotizar tiene que disipar sus temores y prejuicios relacionados con esta técnica. Muchas religiones todavía hacen creer, erróneamente, que la hipnosis es someter una mente a otra, o una voluntad a otra. La hipnosis siempre es Autohipnosis. Se requiere la cooperación de quien va  a ser hipnotizado y quien, además, siempre permanece con pleno uso de sus facultades mentales.

Si aprendes diversas variantes para inducir el estado hipnótico, podrás tener la seguridad y tranquilidad que toda persona puede ser hipnotizable. Si ella desea cooperar, entonces es cuestión de tiempo y de encontrar el sistema adecuado para lograr estados cada vez más profundos.

Explicar las técnicas es bastante sencillo. Se puede hacer en pocos minutos.

Sin embargo, para aprender bien la hipnosis es indispensable seguir un curso profesional serio. El mayor esfuerzo de la enseñanza  está centrado en practicar, puesto que allí se puede evaluar y corregir los errores, obtener seguridad y destreza e ir logrando un estilo personal.

El otro gran esfuerzo consiste en dialogar sobre ética. Mientras el trance sea algo sencillo, las instrucciones muy generales y la persona no tenga grandes conflictos, lograr una hipnosis beneficiosa es muy fácil. Los problemas pueden surgir con situaciones inesperadas, reacciones sorprendentes o traumas complicados que impiden que la persona se entregue con facilidad.

Si se utiliza la técnica de la hipnosis como apoyo para una terapia, entonces el paciente debe lograr confianza con el operador, estar dispuesto a confiar en él. Y el operador debe hacerse merecedor a dicha confianza. Debe saber cómo proceder, cómo conversar y cómo sugerir posibles soluciones. Debe saber motivar, dar esperanzas y despertar en el paciente sus mejores cualidades. Todo esto requiere una actitud determinada, sincera, cortés, amable y afectuosa; requiere total sinceridad del operador. Esto es más complicado de aprender que una técnica determinada.

Este arte de las relaciones humanas es absolutamente fundamental en la relación hipnótica.

Como la hipnosis es en realidad una Autohipnosis en que el hipnotizador realmente está dirigiendo y guiando el proceso que el propio sujeto efectúa, es posible luego hacerlo sin el concurso del hipnotizador. Sin embargo, esta hipnosis autoinducida es más complicada, porque al ser sujeto y objeto a la vez, complica concentrarse en lo que se quiere lograr y a la vez dejarse llevar por la inducción hipnótica. Una grabación, ojalá hecha por un profesional, soluciona esta dificultad.

A propósito de esto, el hecho que es posible alcanzar estados de hipnosis profunda con una grabación es la prueba más evidente que no se trata del dominio de una mente sobre otra, a no ser que pensemos que un CD o un MP3 tienen mente.

Prof. Sergio Valdivia C.


Información sobre curso de Hipnosis en Chile: www.portaldehipnosis.com/cursos.htm
Atención en Hipnoterapia con el Prof. Sergio Valdivia en cualquier lugar del mundo: www.portaldehipnosis.com/ahe.htm

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me siento feliz porque gracias a dios y a mi profesor Sergio Valdivia que me guió en mi sueño ya recibí mi certificado de hipnosis!!!!!!!!gracias por su ayuda y enseñanza tan valiosa para mí.
Liliana Guzmán, Illinois, Chicago, USA.

Anónimo dijo...

profesor valdivia .... como es posible que las religiones desprestigien una terapia tan eficaz como es la hipnosis en especial ...los testigos de jehova... que dicen que proviene del demonio ....
ellos son unos ignorantes que no saben lo que dicen.... gracias por existir don sergio que dios lo proteja y bendiga.....

Sergio Valdivia dijo...

Esto se porduce por ignorancia. Comienzan con un supuesto falso: la hipnosis es el dominio de una mente sobre otra, es hacer que la otra persona pierda su voluntad. Y claro, si así fuera, yo no la recomendaría tampoco.
Pero esto es completamente falso. La hipnosis siempre es una autohipnosis, jamás hay pérdida de consciencia ni de voluntad, nunca una persona hará algo con hipnosis que no estuviera dispuesta a hacerlo sin ella. A nadie se le puede obligar hacer o pensar algo que no está de acuerdo.

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!