Enseñanzas, cursos, diplomados, terapias, grabaciones, directorio de profesionales en Iberoamérica y mucho más por el Instituto Círculo Aleph y su Escuela Superior de Hipnosis Profesional, de reconocido prestigio internacional en la Hipnosis Profesional. Rector Prof. Sergio Valdivia

Dos cuidados en hipnosis

Por Sergio Valdivia
Si bien es una técnica muy segura, como en toda disciplina hay que tomar precauciones. Hay dos situaciones importantes: uso inadecuado en regresiones y uso anestésico.

REGRESIONES

Con la hipnosis es posible retroceder en el tiempo y el sujeto podrá recordar nítidamente sucesos de su pasado que quedaron olvidados en su consciencia. Mientras estos sean gratos, no hay problema. Pero pudiera suceder que los acontecimientos del pasado hayan sido desagradables o dolorosos. Entonces si bien nada tan grave ocurrirá, el sujeto saldrá de la sesión con una sensación ingrata.

Por esto, la regresión no debe ser realizada en una autohipnosis, sino que dirigida por un experto en hipnoterapia. El operador en este caso cuidará de indicarle a la persona en trance que observe como espectador los sucesos, no involucrándose. Dará sugestiones de calma y serenidad y le hará comprender que ahora está en una situación distinta al pasado, con otros conocimientos y apoyo. Más detalles sobre esto se entregan en nuestro curso de hipnosis avanzada.

ANALGESIA

Es muy fácil con hipnosis eliminar un dolor. Esto puede ser una gran bendición en casos de emergencia o de dolores crónicos. Sin embargo, el dolor es un aviso del organismo.
El dolor puede eliminarse por varios caminos. Recordemos que lo sentimos cuando la intensidad de la sensación desagradable sobrepasa un límite, llamado umbral. La hipnosis puede afectar el proceso de reacción, pero el umbral mismo continúa en el mismo punto. Pero también puede producirse analgesia que no incluya recuerdos del dolor.

Hay un tercer proceso, cuando se cambia la forma de reaccionar frente al dolor. En este caso, el paciente fabrica su reacción, sintiendo un malestar, pero no haciéndole especialmente caso. Se observa incluso que en esta situación ni siquiera se dilatan sus pupilas.

La intensidad del dolor es algo subjetivo. Conocidos son los casos de soldados en campo de batalla que ante graves heridas reaccionan muy distinto a civiles, en similares situaciones dolorosas.

El dolor es un proceso muy complejo, cuya mayoría de ingredientes tiene su raíz en la tensión. El individuo reacciona ante el estímulo del dolor con tensión. La hipnosis modifica la reacción del dolor, que no reaccione al mismo sintiéndolo como tensión. Aunque el sujeto siente el estímulo, no responde a él con estrés.

Sin embargo, al auxiliar a un enfermo, éste necesita algo que le advierta que el organismo requiere descanso o atención. Por tanto, la eliminación total del dolor no es conveniente, sino que hay que cambiar la manera de sentir y reaccionar.

Por ejemplo, en un enfermo cardíaco, con angina de pecho, la hipnosis es una ayuda formidable al eliminarle la angustia y la tensión, las que pueden llevarle a serios accidentes cardiovasculares. Pero es necesario que haya una sensación de advertencia cuando necesite descanso.

Hay que diferenciar entre el dolor como advertencia y el dolor como señal de alarma. No hay que añadir tensiones. El dolor puede ser altamente significativo para una persona, pudiendo tener incluso un origen puramente mental o emocional. En este caso, la persona debe comprender por qué necesita el dolor. Se pueden cambiar los síntomas, pero hay que ayudar a la persona en su conjunto físico, emocional y mental para que no aparezcan otras reacciones indeseables, como una depresión.

Cuando emplee la hipnosis para ayudarse en alguna dolencia, no deje de ver al médico. Él estudió muchos años para saber exactamente cómo Ud. progresa. Los exámenes clínicos podrán determinar con certeza el avance. No deje de tomar sus medicamentos hasta que el médico se lo indique. Sin duda, la hipnosis permitirá una curación más rápida. En enfermedades incurables, mejorará su calidad de vida y eliminará muchas molestias

Antes de ayudar eliminando dolores, una vez más sugerimos primeramente nuestro curso avanzado de hipnosis.

Una curiosidad: a veces los médicos y enfermeras nos ayudan a sentir dolor innecesario. Por ejemplo, la matrona pregunta a una mujer que está por dar a luz: ¿cada cuánto tiempo le vienen los dolores? Mejor sería preguntar, ¿cada cuánto tiempo tiene contracciones?

Editorial Círculo Aleph tiene una grabación de Autohipnosis muy efectiva, especial para producir analgesia o alivio del dolor. Ver: http://www.portaldehipnosis.com/mas/analgesico.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu participación es muy importante para nosotros!